Consideraciones antes de comprar televisores

Los televisores forman parte de la vida de todas las personas, siendo una de las principales fuentes de entretenimiento dentro del hogar y en cualquier otro lugar público o privado, sistemas que permiten, gracias a la gran oferta televisiva actual, disfrutar de una gran cantidad de contenidos en abierto gracias a la TDT o de pago recurriendo a las plataformas de televisión de los diferentes operadores.

Los televisores pueden encontrarse en diferentes tamaños, tipos, tecnologías…, por lo que comprar uno nuevo puede ser una tarea más complicada de lo que pueda parecer en un principio. Por norma general los usuarios buscan una nueva TV que cumpla con unas determinadas características y que ofrezca una buena relación calidad – precio, aunque también hay quienes dan prioridad al precio o quienes lo hacen con la calidad aunque su coste será superior.
En el mercado actual hay una gran cantidad de marcas y modelos, algunas de ellas fácilmente reconocidas por el gran público como Sony, LG, Phillips, Sasmung… y otras muchas menos conocidas (como las marcas blancas de los hipermercados) pero que pueden llegar a satisfacer nuestras necesidades.

Consideraciones antes de comprar televisores

Cuando se busca comprar televisores se deben tener siempre presente una seria de criterios básicos para elegir la opción más adecuada:

En primer lugar se debe fijar un presupuesto máximo para invertir en la compra del nuevo televisor, fijando un tope que no se sobrepasará. Este será el primer criterio de búsqueda al descartar todos aquellos que tengan un precio superior.

Una vez teniendo claro el dinero máximo a invertir en la compra de una nueva televisión se debe determinar el tamaño del televisor o televisores que se van a adquirir, pudiendo encontrar en el mercado desde TV inferiores a las 29 pulgadas de tamaño hasta superiores a las 70 pulgadas. La elección de una u otra depende de la distancia que vaya a haber entre donde se situarán las personas y la televisión, así como el número de personas que la van a ver y el tamaño de la sala.

Otro aspecto a tener claro antes de comprar televisores es la resolución de la pantalla. Si las opciones más económicas con resolución HD soportan 720p, la mayoría de las televisiones en alta definición en la actualidad cuentan con un soporte 1080p o Full HD e incluso ya hay modelos en 4K (2.160 líneas), si bien estas últimas son las más caras. Se recomienda evitar la resolución 720p puesto que la calidad de imagen es inferior.

Además de la resolución debemos atender al tipo de televisión, existiendo en el mercado diferentes tipos: LCD, LED, OLED. Los LCD son los más baratos pero los LED ofrecen una mayor precisión de la luz y mejorar la visión del contraste. En ambos casos existe una gran variedad de tamaños, precios y características. Por su parte los televisores OLED cuentan con una calidad de imagen superior, aunque al tratarse de la última tecnología del mercado, esto hace que su precio sea más elevado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*