¿Que son las TV 3D?

Las TV 3D se pusieron de moda a raíz del lanzamiento de la película “Avatar”, a la que siguieron otros muchos títulos que buscaban mejorar la experiencia del usuario a la hora de visualizar contenidos. Esta “fiebre 3D” llegó a la industria de las televisiones y los diferentes fabricantes comenzaron a lanzar sus productos con soporte 3D. Sin embargo, varios años después las TV 3D parecen hacer desaparecido del mapa y son pocos los modelos que pueden encontrarse en las tiendas. De hecho esta circunstancia puede ser aprovechada para encontrar este tipo de modelos a un precio rebajado.

A pesar de que en un principio parecía que las TV 3D llegaban para quedarse, apenas unos años después los fabricantes decidieron parar su fabricación al considerar que no merecía la pena la continuidad de sus modelos con este soporte ante la falta de demanda por parte del público.

El poder ver en el salón imágenes de 3D ha tenido un impacto diferente en función del país, si bien algunas características de este tipo de televisores han hecho que el público no las acogiera como se esperaba. La necesidad de tener que utilizar diferentes tipos de gafas, el tener que estar situado en un ángulo determinado y el escaso contenido emitido en este formato han sido determinantes para el fin de las TV 3D, que aunque aún pueden encontrarse en el mercado con modelos con cierta antigüedad, no está previsto que regresen a los hogares.

Las TV 3D no tenían suficiente demanda al ser aparatos más caros y tener la necesidad de usar gafas que a muchos resultaban incómodas. De hecho el “mundo 3D” perdió peso incluso en la gran pantalla, siendo muchos los usuarios que han preferido volver a las sesiones convencionales que ver las películas en tres dimensiones.

La tendencia actual en el sector de la televisión los televisores están enfocados a la resolución Ultra HD 4K, los cuales ofrecen una imagen superior que las otras opciones del mercado. No obstante aún hay poco contenido que disfrutar en este nuevo formato, aunque pese a ello merece la pena puesto que se mejora la calidad de imagen. No obstante su precio es superior al del resto de opciones existentes en el mercado.

Por otro lado cabe destacar las televisiones curvas que han decidido comercializar algunos fabricantes en los últimos tiempos, aunque habrá que ver si finalmente consiguen establecerse entre los consumidores, o si, por el contrario, se repite el caso de las TV 3D y no logran cosechar el éxito esperado.

En todo caso, para quienes les gusten los contenidos en tres dimensiones y no le afecten los inconvenientes que puedan tener, seguro que puede encontrar tanto en tiendas físicas como a través de internet modelos que aún cuentan con estas características y que puede que se encuentren a un precio rebajado teniendo en cuenta que ya hace varios años que salieron a la luz y varios meses desde que los fabricantes optaron por no darles continuidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*